Publicidad

Elevada tasa de conductas sexuales de riesgo entre los homosexuales

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Un estudio realizado en Barcelona revela que los homosexuales de esta ciudad siguen manteniendo conductas de riesgo que les pueden conducir a contraer la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). En otros lugares europeos y de Estados Unidos se registra una tendencia similar.
Después de Portugal, España es el segundo país de Europa occidental con más casos de infección VIH por habitante. Y entre los varones homosexuales se registra la tasa de infectados más alta de Europa, empatados con Francia.

Desde principios de los años 90 se han documentado incrementos en la incidencia de infección por el VIH, así como de ciertas Enfermedades de transmisión sexual (ETS) en el colectivo de varones homo/bisexuales en algunas ciudades de Europa, Australia, Estados Unidos y Canadá.
Estos incrementos advierten de cambios recientes en el comportamiento sexual de los varones homo/bisexuales hacia prácticas sexuales de mayor riesgo. Este cambio hacia un comportamiento sexual no seguro se puede deber, en parte, al optimismo suscitado por el tratamiento del VIH y a la desaparición de la amenaza de muerte que había hace 10 años. Algunos autores han encontrado una asociación significativa entre las relaciones anales sin protección y ciertos aspectos de optimismo debido a los tratamientos antirretrovirales.
Un grupo de investigadores catalanes ha intentado valorar si en Barcelona se daba una situación similar. Para ello han analizado los datos de una entrevista realizada bianualmente desde 1993 hasta 2002 sobre comportamiento sexual a hombres que tenían relaciones sexuales con otros hombres.
La selección de los entrevistados tuvo lugar en saunas, sex-shops, un parque público y por correo a los socios de la Coordinadora Gay-Lesbiana. Se realizó mediante un cuestionario anónimo y autoadministrado. Además se recogieron muestras de saliva para determinar la existencia de infección por el VIH.

Más de 10 contactos sexuales
Los resultados del estudio, realizado por la doctora Cinta Folch y el doctor Jordi Casabona, del Centro de Estudios Epidemiológicos del Hospital Germans Trial y Pujol, y Rafa Muñoz y Kati Zaragoza, de Stop Sida Coordinadora Gay-Lesbiana de Cataluña, han sido publicados en la revista “Gaceta Sanitaria”. Se obtuvieron datos de 2.929 individuos. Más del 40% de los entrevistados tenía un nivel educativo elevado.
Se observa una tendencia creciente en el porcentaje de homosexuales que tuvieron más de diez contactos sexuales en el último año (del 45,2% en 1995 al 55,7% en 2002). La práctica de penetración anal no protegida con parejas ocasionales no varió significativamente durante 1995-2002 (el 25,8% en 2002).
En 2002, un 55,8% de parejas estables con serologías frente al VIH desconocidas y un 27,5% de serodiscordantes (uno de los miembros es seropositivo y el otro seronegativo) practicó la penetración anal sin protección. El porcentaje de varones que creía que “un VIH-positivo en tratamiento (el 7,7% en 2002) o con carga viral indetectable (el 6,4% en 2002) no transmite el virus” se mantuvo constante desde 1998 (p > 0,05).
Los autores creen que “se sigue manteniendo una elevada prevalencia de VIH y de conductas de riesgo en los homosexuales en Barcelona. Reducir las ocasiones en las que se produce la penetración anal sin protección entre dos varones serodiscordantes debe continuar siendo un objetivo estratégico para el control de esta epidemia”.
Un último mensaje resaltado por estos profesionales es que “es necesario seguir advirtiendo al colectivo de homosexuales y a la población general de que los antirretrovirales no curan y que los varones con carga viral indetectable pueden seguir transmitiendo el VIH”.
Fuente: 27.9.05 – El Mundo Salud – España. Raquel Barba.

Publicidad

Deja un comentario

Publicidad