Publicidad

El 43% de las mujeres sufre alguna disfunción sexual en los años cercanos a la menopausia

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

En los años de la denominada perimenopausia –periodo próximo a la menopausia y que comprende entre los 45 y los 55 años-, el 43 por ciento de las mujeres padece algún tipo de disfunción sexual, según ha informado el presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), Javier Ferrer, en el marco del XXIX Congreso Español de Ginecología y Obstetricia, que se está celebrando en Granada.

Según el experto, en la citada década, las mujeres realizan cada vez más consultas sobre la disfunción sexual, “de manera que ya no constituye un tema tabú para ellas y constituye un parámetro importante en las escalas que miden su calidad de vida”.

Ferrer explicó que las causas que se pueden encontrar detrás de estos problemas de disfunción sexual son de diversa naturaleza, como un descenso de los niveles hormonales, una menopausia precoz, el consumo de determinados medicamentos, problemas psicológicos como depresión, ansiedad o problemas conyugales, o factores como la obesidad, el alcohol o el tabaco.

Publicidad


La falta de deseo sexual “es un indicador de que algo está cambiando, por lo que la mujer debe preguntarse cuanto antes las causas y no ocultar posibles problemas porque un tiempo prolongado sin relaciones sexuales provoca hábitos difíciles de reeducar como la pereza sexual y la inapetencia”, expresó este especialista.
Por otro lado, añadió que la falta de deseo sexual en la mujer, también llamado trastorno del deseo sexual hipoactivo, es una de las disfunciones más frecuentes en las consultas de ginecología y sexología que acarrea en la mujer más ansiedad que los trastornos relacionados únicamente con el orgasmo.
Para el tratamiento de esta disfunción, Camil Castelo-Branco, consultor de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clìnic de Barcelona, aludió al uso de fármacos y otras medidas terapéuticas, como geles, hidratantes y el empleo de dilatadores del aparato genital para favorecer la dilatación.

Fuente:www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad