Publicidad

Doblar la dosis de anticoagulante antes de intervención coronaria reduce el riesgo de mortalidad

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

El tratamiento previo con una dosis doble de un fármaco anticoagulante, el clopidogrel, justo antes de la intervención coronaria percutánea reduce a la mitad el riesgo combinado de ataque cardiaco y muerte, según un estudio de la Universidad de Turín (Italia). Las conclusiones de la investigación se han hecho públicas durante las sesiones científicas anuales de la Sociedad de Angiografía e Intervenciones Cardiovasculares que se celebra estos días en Orlando (Estados Unidos).


Los investigadores descubrieron que al proporcionar a los pacientes al menos 600 mg de clopidogrel antes de la cateterización en vez de la dosis estándar de 300 mg, dividió a la mitad el riesgo de complicaciones graves asociado con la coagulación sanguínea o trombosis. Además, la dosis más alta no aumento el riesgo de hemorragia.

El clopidogrel interfiere con la acción de las células plaquetarias, que estimula la formación de coágulos de sangre. Los cardiólogos proporcionan a los pacientes una dosis de esta medicación antes de la intervención para prevenir la coagulación sanguínea. Después de la operación, la mayoría de los pacientes toman una dosis menor diaria de unos 75 mg durante un año, dependiendo del tipo de ‘stent’ utilizado para tratar la arteria coronaria afectada.

Publicidad

Para evaluar el efecto del clopidogrel, los investigadores realizaron un metaanálisis de los datos de 10 estudios en los que participan más de 1.500 pacientes. Cerca de la mitad de los pacientes recibieron un tratamiento previo de 300 mg de clopidogrel y la otra mitad 600 mg. Algunos de ellos recibieron 450 mg o 900 mg de clopidogrel.

En conjunto, este tratamiento previo con altas dosis del fármaco (600 mg o más) se asoció con un 50 por ciento de reducción en el riesgo de mortalidad cardiaca o ataque cardiaco no fatal, ambos durante la hospitalización inicial y los 30 días posteriores a la intervención coronaria percutánea.

Deja un comentario

Publicidad