Publicidad

VIH y enfermedad coronaria

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

La infección por VIH no es un factor de riesgo independiente para el desarrollo de enfermedad coronaria aguda (ECA) grave, según un estudio del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Emory que se ha hecho público en el congreso anual del Colegio Americano de Cardiología que se celebra estos días en Orlando (Estados Unidos).
Los investigadores estudiaron todos los pacientes que pasaron por una cateterización cardiaca en el Hospital Memorial Grady de Atlanta entre enero del año 2.001 y diciembre del 2.002. Los pacientes fueron evaluados de la infección del VIH, factores de riesgo cardiaco común, terapia antirretroviral de alta eficacia (HAART) y lo descubierto en angiografías coronarias.

Según explica Srikanth Sola, una de las investigadoras del estudio, “cuando utilizamos análisis de multivarianza para determinar la relación entre el estado del VIH y la enfermedad aguda coronaria grave a través de la angiografía encontramos que el 5 por ciento eran VIH positivos y el 21 por ciento habían sido admitidos con un ataque cardiaco, pero sólo el 1,4 por ciento del grupo del ataque cardiaco fueron VIH positivos”.

La cateterización cardiaca reveló que 213 pacientes (45 por ciento) tenían estenosis y 14 de estos pacientes eran VIH positivos. Sola continúa explicando que “al principio parecía que el estado del VIH estaba de forma significativa asociado con la enfermedad cardiaca severa a través de la angiografía, sin embargo, después de ajustar la edad, género, hipertensión, diabetes, colesterol alto y tabaquismo, el estatus de VIH no se encontró asociado con la enfermedad coronaria aguda severa. De hecho, no hubo una relación significativa entre la enfermedad coronaria aguda severa y la HAART, cantidad de CD4 o carga VIH viral”.

Publicidad

Los científicos concluyen que, aunque la infección de VIH es común en una población urbana perteneciente a cateterización cardiaca, no es un factor de riesgo significativo para la enfermedad coronaria aguda grave. Esto sugiere, según los expertos, que otros factores diferentes del VIH juegan un papel importante en el desarrollo de la enfermedad coronaria aguda severa en pacientes que son VIH positivos. El estilo de vida y los factores de riesgo cardiacos tradicionales (hipertensión, hipercolesterolemia, tabaquismo) parecen jugar un papel más importante que el VIH en el desarrollo de la enfermedad cardiaca aguda.

Sola añade que se encontraron sorprendidos por sus descubrimientos, ya que esperaban ver una fuerte relación entre el estado del VIH y la enfermedad coronaria aguda significativa mediante la angiografía. Los estudios anteriores que encontraban una relación significativa entre VIH y enfermedad coronaria aguda se llevaron a cabo en un momento en el que no funcionaban todavía las terapias efectivas contra el VIH y la gravedad de la infección pudo haber sido mayor, conduciendo a la asociación entre ambas dolencias.

Fuente www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad