Publicidad

Un nuevo test ayudará a predecir el síndrome metabólico

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Una nueva prueba sanguínea ha revelado que las personas con altos niveles de colesterol LDL son mucho más propensas a desarrollar síndrome metabólico, lo que las coloca en mayor riesgo de padecer enfermedad cardíaca y diabetes, según un estudio que publica el Journal of the American Medical Association.

La prueba, desarrollada por investigadores belgas, mide el deterioro de la lipoproteína de baja densidad o colesterol LDL, como señal temprana de enfermedad. Con la determinación precoz, se podría lograr que las personas realicen cambios en el estilo de vida para prevenir complicaciones mayores.

Los autores del estudio explican que cuando la cubierta proteica que transporta el colesterol y le hace soluble se oxida debido a la acción de los radicales libres, el colesterol se deposita en las arterias.

Publicidad

Una prueba que determinara los niveles de LDL dañado sería un fuerte indicador de síndrome metabólico. Los expertos estudiaron a 1.889 personas que habían participado de un estudio a largo plazo sobre riesgo cardiovascular. Los pacientes tenían entre 18 y 30 años cuando comenzó la investigación, en 1985-1986. El equipo evaluó a los participantes 15 años más tarde cuando tenían entre 33 y 45 años, y 20 años después del inicio del estudio.

Las personas que tenían altas concentraciones de LDL dañado u oxidado a los 15 años del estudio eran 3,5 veces más propensos a desarrollar síndrome metabólico a los 20 años, comparadas con quienes presentaban las cantidades más bajas de este tipo de LDL. “Estamos observando la mitad de la vida, el comienzo de la mediana edad y demostrando que el proceso ya está en marcha. En ese sentido, se convierte en un método de detección temprana”, manifestó Jacobs, uno de los autores del estudio.

Se llevaron a cabo pruebas para medir el LDL oxidado. Los autores utilizaron un test de anticuerpo monoclonal. Según el equipo investigadorr, si las partículas de lipoproteína están severamente dañadas o tienen oxidación serán digeridas por el organismo y excretadas, Si están mínimamente oxidadas, sería una situación de mayor riesgo, ya que no serán detectadas y eliminadas por el organismo y se depositarán en la pared arterial”.

Fuente: Azprensa

 

Deja un comentario

Publicidad