Publicidad

Lo que debes saber sobre el tabaco

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

El tabaco y el desempeño atlético

La nicotina reduce tus vasos sanguíneos e incrementa la presión en tu corazón.
El fumar puede destruir tus pulmones y reducir el oxígeno que requieren tus músculos cuando practicas algún deporte.
Quienes fuman tienen dificultad para aspirar casi 3 veces más que quienes no fuman.
Los fumadores corren más lento y no pueden correr tan lejos, lo que afecta negativamente su desempeño atlético.
Los cigarros y el tabaco de mascar NO son alternativas seguras.

El tabaco y la apariencia personal

Publicidad

¡Aagh! El humo del tabaco puede apestar el cabello y la ropa.
El Tabaco mancha los dientes y causa mal aliento.
El uso, inclusive por poco tiempo, de tabaco para mascar puede causar labios resecos, manchas blancas, llagas y sangrado en la boca.
La cirugía para retirar los cánceres orales causados por el tabaco puede dejar cambios drásticos en la cara. Sean Marcee, un atleta estrella de su escuela superior (preparatoria) que mascaba tabaco, murió de cáncer oral cuando tenía 19 años de edad.
Por ello. . .
Conoce la verdad. A pesar del uso común del tabaco en la televisión, las películas, los vídeos musicales, los anuncios gigantes en las calles y los de revistas —la mayoría de los jóvenes, adultos y atletas NO usan tabaco.
Debes hacer amigos, desarrollar tus habilidades atléticas, controlar tu peso, ser independiente, ser cool….. jugar deportes.
No gastes (quemes) dinero en tabaco. Gástalo en CDs, ropa, juegos de computadoras y películas.
Involúcrate: convierte a tu equipo, escuela y hogar en lugares libres del tabaco; enseña a otros; únete a los esfuerzos de tu comunidad para evitar el uso de tabaco.

Regresar al principio

Padres, ayuden a sus hijos a mantenerse alejados del tabaco
Conozca los hechos sobre la juventud y el uso del tabaco
Los jóvenes que usan tabaco, algunas veces Tosen y tienen ataques de asma más frecuentemente y desarrollan problemas respiratorios, lo cual tiene como consecuencia un número mayor de días de enfermedad, más gastos médicos y un desarrollo atlético menor.
Con mayor frecuencia consumen bebidas alcohólicas y otras drogas como cocaína y marihuana.
Se hacen adictos al tabaco y les es muy difícil dejarlo.
El tabaco de mascar y los cigarros no son una alternativa segura a los cigarrillos; tampoco lo son los cigarrillos bajos en alquitrán ni los que están libres de aditivos.
En Estados Unidos el consumo de tabaco es la causa individual más importante para evitar la muerte, al causar enfermedades del corazón, cánceres y derrames cerebrales.

Adopte una postura firme en casa—Temprano y frecuentemente

A pesar del impacto de las películas, la música y la televisión, los padres pueden ser la INFLUENCIA MÁS IMPORTANTE en la vida de sus hijos.
Hable directamente con los niños sobre los riesgos del tabaco; si alguno de sus amigos o familiares muere por una enfermedad relacionada con el tabaco, dígale a sus hijos.
Aún si usted fuma, puede tener una influencia en ellos. Su mejor opción, por su puesto, es dejar de fumar. Entre tanto, no fume frente a sus hijos, no les ofrezca tabaco ni deje el tabaco donde ellos pueden tomarlo.
Empiece a hablar sobre el tabaco a los 5 ó 6 años y siga haciéndolo hasta que estén en la escuela superior (preparatoria). Muchos niños empiezan a usar el tabaco a los 11 años y muchos están ya adictos para la edad de 14.
Entérese si los amigos de sus hijos consumen tabaco. Hable sobre diversas formas en las que se pueden negar a usar el tabaco.
Hable con sus hijos sobre la falsa imagen positiva en la que se muestra el tabaco en anuncios comerciales en la calle y en otros medios de comunicación como las películas, la televisión y las revistas.

Cause impacto en su comunidad

Vote con su cartera. Apoye los negocios que no venden tabaco a los niños. Visite con frecuencia los restaurantes y otros lugares libres de tabaco.
Asegúrese que las escuela y los eventos en las escuelas (como fiestas, eventos deportivos, etc.) sean libres de tabaco.
Asóciese con los programas locales de prevención de tabaco. Llame a su departamento local de salud o a su asociación de cáncer, corazón o pulmones y pregunte en qué forma puede involucrarse.

Entrenadores, ustedes pueden influir en los jóvenes
Conozca los hechos sobre la juventud y el uso del tabaco

El fumar frena el crecimiento de los pulmones, disminuye el funcionamiento de los pulmones, y reduce el oxígeno disponible para los músculos en los deportes.
Quienes fuman sufren de falta de aliento 3 veces más frecuentemente que quienes no fuman.
La nicotina es adictiva en formas similares a las de la heroína y la cocaína.
Los jóvenes que no empiezan a usar el tabaco para los 18 años muy posiblemente nunca empezarán.
Los jóvenes que usan el tabaco pueden tener una mayor posibilidad de consumir bebidas alcohólicas y otras drogas como la cocaína y la marihuana.
El tabaco de mascar y los cigarros NO son una alternativa segura a los cigarrillos; tampoco lo son los cigarrillos bajos en alquitrán ni los que están libres de aditivos.
En Estados Unidos el consumo de tabaco es la causa de muerte más prevenible; causa enfermedades del corazón, cánceres y derrames cerebrales.

Adopte una postura firme—Temprano y frecuentemente

Reconozca su influencia con los jóvenes. No use el tabaco alrededor de los jugadores. Recuérdeles la importancia de mantenerse alejados del tabaco.
Al hablar con los jugadores, recuerde que se sienten más relacionados con los mensajes sobre los efectos inmediatos del uso del tabaco (como un mal desempeño atlético) que con su amenaza a la salud a largo plazo.
Adopte y haga que se respete una política libre de tabaco para los jugadores, entrenadores y árbitros.
Envíe una copia de la política libre de tabaco a los hogares para que la revisen los padres.
Haga que las prácticas, los juegos y las competencias sean libres de tabaco—en el campo, alrededor del campo y en los asientos para espectadores.
Anuncie y muestre los mensajes que prohiben el tabaco en los juegos.
Considere la posibilidad de asociarse con los programas locales de prevención del tabaco. Exprese su apoyo en favor de escuelas libres de tabaco durante eventos deportivos y de otro tipo en su comunidad.

Fuente: www.cdc.gov

 

Deja un comentario

Publicidad