Publicidad
mujer_fumando

Tabaquismo un mal en crecimiento

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

31 DE MAYO: DÍA MUNDIAL SIN TABACO.

En el marco del ¨Día Mundial Sin Tabaco¨, el neumonólogo de la Fundación Cidea y del Hospital María Ferrer, el doctor Ricardo del Olmo,  explica qué produce en el organismo el consumo e inhalación de combustión de tabaco, por qué genera adicción,  qué es la EPOC y cómo enfrentarla, entre otros datos.

¨El consumo e inhalación del humo de combustión de tabaco tiene facetas negativas en todo el organismo. Las más reconocidas son las afecciones en el sistema respiratorio y cardiovascular; sin embargo, el daño es general en todo el organismo. Es una enfermedad que además causa una fuerte adicción¨, explica del Olmo, también integrante de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

Publicidad

Y agrega: ¨La gente reconoce claramente las enfermedades cardíacas y pulmonares asociadas al tabaco, pero tiene poca información sobre: la disminución de los años de vida, la asociación con osteoporosis sobre todo en mujeres, la asociación a cáncer en diferentes localizaciones como pulmón, labio, lengua, esófago, vejiga y otros, el envejecimiento prematuro, la afección periodontal y otras de una larga lista¨. 

Es importante considerar, además, que no sólo se afecta quien fuma activamente sino también a los que lo hacen de forma pasiva y aún los que inhalan en forma terciaria los productos nocivos que persisten en el ambiente y depositados sobre superficies a donde pueden adherirse. Otro aspecto a considerar es el pasaje de esas sustancias nocivas a través de la placenta o la exposición de niños cuyos sistemas son más vulnerables.

¨En la Argentina, aproximadamente el 30% de los adultos fuma activamente, y a ellos hay que sumar los que lo hacen de manera pasiva. En nuestro país es menos importante la enfermedad producida, por ejemplo, por inhalación de humo de carbón de leña o similares, llamado de combustión de biomasa. Esa causa es más importante en otros países o en puntuales zonas rurales¨, sostiene el especialista.

Del Olmo también manifiesta por qué la inhalación de humo de tabaco cumple con todas las características de una adicción: ¨La nicotina actúa a nivel cerebral en lugares especiales llamados receptores y produce una “recompensa”, manifestada por el “placer” que manifiestan los fumadores. Y se inicia un circuito que en la mayoría de los fumadores lleva a dependencia física y psíquica a la nicotina, con el desarrollo de abstinencia (nerviosismo, insomnio, irritabilidad) cuando deja de consumir la sustancia. Como puede apreciarse muy similar a otras sustancias adictivas. Mientras tanto, otros componentes del humo de tabaco (hay más de 600 reconocidos químicamente) también producen daño en el organismo¨.

Aumento del consumo del tabaco en mujeres:

Entre las últimas estadísticas, la Argentina muestra como en otros países un importante incremento de la tasa de enfermedad respiratoria producida por el tabaco en general y sobre todo, en mujeres. ¨Ello se debe al aumento del tabaquismo ocurrido en décadas pasadas en las mujeres, igualando o incluso superando los índices masculinos. Al momento actual, 2 de cada 5 enfermos respiratorios crónicos a causa del tabaco son mujeres en la Argentina. Y las tasas de crecimiento son mayores que las masculinas, por lo que no es ilógico pensar que en pocos años habrá más pacientes mujeres que hombres enfermos a causa del tabaco¨, alerta el Dr. Del Olmo.

Y añade: ¨Todo este incremento del uso de tabaco en la mayoría de los países del mundo, en especial en los países en desarrollo, llevan a pronosticar que en una o dos décadas las enfermedades asociadas al tabaquismo serán la primera causa de mortalidad. Y no menos importante, una prevalente causa de discapacidad¨.

Con relación a la implementación de políticas públicas para la lucha contra el consumo de tabaco, dice: ¨Nuestro país muestra retraso. Lentamente, se inicia la toma de conciencia sobre el importante perjuicio económico que las enfermedades asociadas al tabaco producen, mucho más que cualquier ingreso por impuestos o fuente de trabajo que el tabaco pueda producir.  Es así que países desarrollados con claros objetivos de lucha contra el tabaquismo  (Irlanda fue pionera) pueden mostrar descenso no sólo de la tasa de tabaquismo sino de las enfermedades asociadas. Por ahora nosotros estamos lejos de ello¨.

Recomendaciones:

-Toda persona expuesta al humo de tabaco, si tiene más de 40 años y posee síntomas respiratorios (tos crónica durante 2 meses en otoño-invierno, sensación de falta de aire sobre todo al realizar algún esfuerzo) pueda realizar una sencilla prueba que se llama espirometría que puede detectar la presencia de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Esta es la afección más frecuentemente asociada al tabaco en el sistema respiratorio. ¨Es importante el diagnóstico temprano de esta enfermedad ya que su progresión se asocia a la persistencia del tabaquismo. Y debemos, médico y paciente, hacer los esfuerzos necesarios para lograr la cesación tabáquica, o sea que la persona deje completamente de fumar. Ello ha demostrado claros beneficios, aún con la presencia de EPOC. La intervención médica y el uso de algunos medicamentos son de ayuda para dejar de fumar y controlar la adicción¨.

-Para dejar de fumar, del Olmo sugiere visitar a especialistas: ¨Hay cardiólogos, clínicos y neumonólogos muy preparados. El fumador debe reconocer que está ante una adicción que no es sencilla en su manejo. Con la consulta adecuada, la ayuda profesional y de algunos medicamentos se puede lograr el abandono del consumo. Y por ello son necesarias además políticas de Salud Pública para combatir esta adicción que tanto daño causa (en lo personal, social y económico), como desalentar la producción, el consumo y la venta¨.

-Con relación a los beneficios que se obtienen al dejar de fumar, el especialista dice: ¨El abandono del tabaco está asociado a una mayor expectativa de vida, a una mejor calidad de vida y mejoría también de la evolución de los que ya están enfermos, por ejemplo los pacientes con EPOC. O sea, vivir más y mejor. Y existen algunos beneficios a corto plazo como, en algunos, la disminución de la tos, recuperar gusto y olfato y disminuir infecciones bronquiales, tan frecuentes en los tabaquistas¨. 

EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)

¨La EPOC es una enfermedad subdiagnosticada a causa de la escasez de consulta temprana de la persona que fuma y la poca realización de espirometrías. Y el incentivo que debe existir para el correcto diagnóstico es que existen medicamentos que usados adecuadamente pueden disminuir los síntomas del paciente y disminuir también exacerbaciones de la enfermedad (empeoramiento temporario del paciente con aumento de sus síntomas) e incluso disminuir la necesidad de consultas en salas de emergencias e internaciones¨, concluye el Dr. del Olmo.

Fuente: Fundación CIDEA (Centro de Investigación de Enfermedades Alérgicas y Respiratorias)

Deja un comentario

Publicidad