Publicidad

La adicción al azúcar

El exceso de azúcar comporta efectos metabólicos indeseables

 “No fumo, no bebo y no consumo drogas, pero cada día siento la necesidad de tomar azúcar”. Aunque hasta ahora este parecía el perfil de una persona sana, para Robert H. Lustig, Laura A. Schmidt y Claire D. Brindis, investigadores de la Universidad de California (EE UU), es el testimonio de un adicto.

Los tres científicos publicaron el pasado mes un artículo en la revista Nature que atacaba el consumo de azúcar y lo relacionaba con el aumento de enfermedades no transmisibles, como la obesidad o la diabetes.

Los autores afirman que los efectos de este aditivo en el cuerpo pueden ser similares a los provocados por ciertas sustancias adictivas como el alcohol y solicitan una regulación, también en los impuestos, que limite sus ventas en los colegios y la edad de compra, como se hace con el tabaco. 

Beber diariamente bebidas azucaradas aumenta el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y los costos sanitarios

Las bebidas azucaradas pueden producir diabetes

Más personas actualmente beben gaseosas o sodas azucaradas, bebidas deportivas y bebidas de frutas al día, y este aumento en el consumo ha provocado más casos de diabetes y enfermedades cardíacas durante la última década, los investigadores informaron en la  50 Conferencia Anual sobre Epidemiología de las enfermedades cardiovasculares y la prevención de la American Heart Association.
Usando el  modelo de directiva de la cardiopatía coronaria (CHD), un bien establecido modelo de simulación por computadora de la edad de la población nacional de 35 años y más, los investigadores estiman que el aumento del consumo de bebidas endulzadas con azúcar entre 1990 y 2000 contribuyó a 130.000 casos nuevos de diabetes, 14.000 nuevos casos de cardiopatía coronaria (CHD), y 50.000 años de vida adicionales agobiados por las enfermedades coronarias en la última década.

El consumo de refrescos puede aumentar el riesgo de cáncer de páncreas

El consumo de dos o más refrescos a la semana aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas

El consumo de dos o más refrescos a la semana aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas a casi el doble en comparación con personas que no consumen bebidas gaseosas, según un informe publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, una revista de la American Association for Cancer Research.

Aunque es relativamente raro, el cáncer de páncreas es uno de los más mortales, y sólo el 5 por ciento de las personas que son diagnosticadas están vivos cinco años después.

Mark Pereira, Ph.D., autor principal del estudio y profesor asociado en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota, dijo que las personas que consumen bebidas gaseosas en forma regular, definido como bebidas azucaradas carbonatadas, tienden a tener un perfil de comportamiento deficiente en general.