Publicidad

El consumo de refrescos puede aumentar el riesgo de cáncer de páncreas

El consumo de dos o más refrescos a la semana aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas

El consumo de dos o más refrescos a la semana aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas a casi el doble en comparación con personas que no consumen bebidas gaseosas, según un informe publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, una revista de la American Association for Cancer Research.

Aunque es relativamente raro, el cáncer de páncreas es uno de los más mortales, y sólo el 5 por ciento de las personas que son diagnosticadas están vivos cinco años después.

Mark Pereira, Ph.D., autor principal del estudio y profesor asociado en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota, dijo que las personas que consumen bebidas gaseosas en forma regular, definido como bebidas azucaradas carbonatadas, tienden a tener un perfil de comportamiento deficiente en general.

La obesidad aumenta el riesgo de cáncer de páncreas en mujeres

Las mujeres obesas que poseen la mayor parte de su sobrepeso alrededor del estómago son un 70 por ciento más propensas a desarrollar cáncer pancreático, informó el equipo de Juhua Luo, del Instituto Karolinska de Suecia, en British Journal of Cancer.

“Hallamos que el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas aumentaba significativamente en las mujeres obesas posmenopáusicas que llevan la mayor parte de su exceso de peso alrededor del estómago, afirmó la experta en un comunicado. La obesidad es un problema creciente y ampliamente evitable, por lo que es importante que las mujeres sepan de este riesgo mayor”.

El cáncer de páncreas es la quinta causa de muerte por tumores en todo el mundo. Representa sólo alrededor del 2 por ciento de los cánceres diagnosticados cada año, pero la tasa de supervivencia al primer año es menor al 5 por ciento, según datos de la Johns Hopkins University, en Baltimore.

Hasta ahora, el tabaquismo y la pancreatitis crónica eran los factores de riesgo más conocidos de la enfermedad en varones y mujeres, y la obesidad había demostrado tener un vínculo más importante en los hombres.

Un nuevo fármaco aumenta la supervivencia de los pacientes con cáncer de páncreas

Un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Oncology demuestra que añadir erlotinib a la quimioterapia estándar gemcitabina logra mejorar en un 22 por ciento la supervivencia de los pacientes con cáncer de páncreas avanzado. La aportación de este fármaco es clave para combatir un tumor, cuyas tasas de supervivencia a cinco años apenas han variado en décadas. A diferencia de lo que ha sucedido frente a otros procesos oncológicos, el arsenal disponible frente al cáncer pancreático no se ha ampliado y en los últimos diez años ningún tratamiento nuevo ha demostrado un beneficio similar al que se consigue con erlotinib. Este medicamento bloquea el receptor de uno de los principales factores (HER1/EGFR) implicados en el crecimiento celular en diferentes tumores sólidos.