Publicidad

Qué es el Molusco Contagioso

Molusco Contagioso

El molusco contagioso es una infección viral cutánea, benigna y auto limitada que causa pápulas o nódulos elevados con apariencia de perla en la piel, que suelen aparecer en la cara, el cuello, las axilas, los brazos y las manos, aunque se puede presentar en cualquier parte del cuerpo. Es muy común en niños de 2 a 5 años y se puede adquirir de muchas maneras diferentes, ya que el contagio es por contacto directo (toallas, ropas, juguetes).

Qué hacer con los piojos.

Para prevenir la pediculosis, se debe pasar el peine fino periodicamente

Los piojos son parásitos que puede sólo vivir en la cabeza de las personas, ya que no pueden alimentarse de sangre de ninguna otra especie, constituyen una verdadera epidemia mundial altamente contagiosa y la padecen principalmente niños entre los 4 y 12 años (aunque afecta a personas de todas las edades), con más predisposición a las niñas, debido al largo de su cabello.

“La propagación de la pediculosis se produce a través del contacto con el cabello de una persona infectada. No saltan ni vuelan. Pueden transmitirse como consecuencia del uso compartido de cepillos, peines, sombreros, toallas u otros elementos y los areneros, las colchonetas y las piletas de natación son lugares habituales de contagio”, explica la Dra. Paula Luna, médica dermatóloga y pediatra.

Las alergias no se toman vacaciones

En el verano aumentan algunos alérgenos estacionales como algunos pólenes, sobre todo los de las plantas compuestas.

Las picaduras de insectos, la temperatura del agua, la exposición al sol, la ingesta de determinados alimentos pueden desencadenar reacciones alérgicas. Cuáles son los síntomas, las medidas de prevención y a qué cuestiones hay estar alerta. Sobre estos temas habla el médico especialista en Alergia e Inmunología, Jorge Máspero, director de la Fundación CIDEA (Centro de Investigación de Enfermedades Alérgicas y Respiratorias).
¨En el verano aumentan algunos alérgenos estacionales como las esporas del hongo alternaria, los alérgenos de las cucarachas y algunos pólenes, sobre todo los de las plantas compuestas. Si un paciente tiene alergia a alguna de aquellas sustancias, lejos de mejorar durante esa época, puede tener episodios más severos¨.