Publicidad

Novedades en terapia de sustitución hormonal

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Ciertos tipos de terapias de sustitución hormonal (THS), como la tibolona o la basada sólo en estrógenos, aumentan el riesgo de la mujer de cáncer de útero mientras que otros tipos como es el caso de la THS combinada (progestágeno y estrógeno) no lo hacen, según un estudio del Centro de Investigación del Cáncer de Reino Unido que se publica en la revista ‘The Lancet’.
Los expertos explican que muchas mujeres posmenopáusicas que no han pasado por la extirpación del útero o histerectomía toman una THS combinada (progestágeno y estrógeno) o tibolona (THS sintética) ya que se sabe que los tratamientos que utilizan sólo estrógenos aumentan el riesgo de cáncer de útero. Pero existe poca información sobre la incidencia del cáncer de útero en consumidoras de estas otras dos terapias.

Los científicos reclutaron entre los años 1996 y 2001 a 717.000 mujeres posmenopáusicas de edades comprendidas entre los 50 y 64 años que no tenían un historial previo de cáncer y que no habían pasado por histerectomía. Las mujeres rellenaron cuestionarios sobre su uso de THS y otros detalles personales y se les sometió a un seguimiento de una media de 3,4 años. Algo menos de la mitad de estas mujeres informaron de que habían tomado alguna forma de TRH. Se diagnosticaron 1.320 tumores de útero durante el periodo de seguimiento.

Los resultados del estudio mostraron que, en comparación con mujeres que nunca habían tomado TRH, las mujeres que utilizaron TRH de estrógenos en solitario o tibolona tuvieron un mayor riesgo de cáncer de útero de forma global y que el riesgo aumentó con un uso más prolongado de la tibolona. Por el contrario, el uso de TRH combinada no aumentó la incidencia global del cáncer de útero.

Publicidad

Los investigadores también descubrieron que entre las consumidoras de estas terapias el riesgo de cáncer de útero varió según su peso corporal cuando se las comparaba con mujeres que nunca habían tomado TRH.

Según los científicos, en mujeres que no tenían sobrepeso una forma de TRH, llamada TRH combinada cíclica, también aumentó la incidencia de cáncer de útero. En mujeres obesas, que por norma general tienen una mayor incidencia de este tipo de cáncer que las no obesas, el uso de TRH combinadas continuas y cíclicas redujo la incidencia de cáncer de útero, mientras las terapias con tibolona y estrógenos en solitario tuvieron efectos adicionales pequeños sobre la incidencia del tumor.
Fuente: www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad