Publicidad

¡DR. NO TENGO DESEO SEXUAL!!!

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

En muchas ocasiones las personas podemos tener dificultades laborales, económicas, familiares, de pareja o podemos tener una historia cargada de situaciones angustiantes y traumáticas. Todo ello genera una sobrecarga para nuestro psiquismo, produciéndose ansiedad, irritabilidad, labilidad emocional y por sobre todo angustia. También esto genera también, dolores inespecíficos, cefaleas, puntadas en el pecho, sensación de ahogo, desmayos, diarrea o constipación, etc.

La sexualidad es una parte muy sensible de nuestra persona, por lo tanto toda situación estresante y angustiante, puede generar variados trastornos sexuales.

La depresión afecta nuestras ganas y motivaciones para la realización de cualquier actividad diaria, es decir el DESEO se encuentra comprometido y por lo tanto el Deseo Sexual, como forma parte del DESEO, también se encuentra comprometido.

Publicidad

La depresión también impide que podamos excitarnos adecuadamente, es decir, los besos y caricias que antes nos gustaban y excitaban ya no nos genera la misma estimulación. También, al no tener una adecuada estimulación, los hombres deprimidos, pueden tener grandes dificultades con la erección, no logrando alcanzar la rigidez total o pueden perder la erección rápidamente. A todo esto se suma que al no tener buena erección, lo hombres se ponen más ansiosos, lo cual termina de bloquear aun más la erección.

La depresión bloque la capacidad de personas de poder percibir las sensaciones placenteras, es por ello que se genera una enorme dificultad para disfrutar del placer sexual y de alcanzar un orgasmo. En otras ocasiones se puede lograr un orgasmo, pero las sensaciones no son tan intensas como antes. También los hombres pueden eyacular sin sentir ninguna sensación placentera, lo cual se denomina anhedonia eyaculatoria.

Por último debo destacar que estos problemas se irán solucionando en forma lenta y progresivamente, a medida que la depresión y la ansiedad sean tratadas correctamente por los profesionales especializados, en muchos casos con medicamentos antidepresivos.

Una gran mayoría de medicamentos influyen negativamente sobre la sexualidad, por lo tanto los antidepresivos deben ser indicados por el especialista, al cual se debe informar los síntomas en la esfera sexual, para que este recete solamente medicamentos antidepresivos que no influyan sobre la sexualidad, que ya esta comprometida.

Fuente: AGOSTO/07. Diario Magazine Bayres. Dr. Francisco Argañaraz. www.medicalsex.com.ar . Buenos aires. Argentina.

Deja un comentario

Publicidad