Publicidad

Controversias de la cirugía plástica en mujeres jóvenes adolescentes

La imagen corporal de la adolescente está en continuo desarrollo

El número de adolescentes y su interés en someterse a procedimientos cosméticos se ha incrementado dramáticamente en la última década. La Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS) estima que más de 333.000 procedimientos estéticos se realizaron en pacientes de 18 años de edad o más jóvenes en los Estados Unidos en 2005, en comparación con cerca de 14.000 en 1996. En 2005, uno de cada cuatro de estos fueron procedimientos quirúrgicos como la cirugía de nariz, orejas, aumento del volumen mamario, liposucción, aumento del mentón, y la abdominoplastia (reducción de abdomen). ASPS no reporta información demográfica específicamente para los pacientes adolescentes. Sin embargo, entre todos los pacientes, aproximadamente el 90% son mujeres, 20% pertenecen a minorías raciales y étnicas, y tienen un nivel de ingresos considerable.

Enfocándonos en dos de las cirugías mas populares y controvertidas entre las adolescentes, que son la liposucción y el aumento del busto, hay que destacar las cuestiones relativas a la conveniencia de realizar la cirugía estética en pacientes cuyos cuerpos no han alcanzado la madurez, los efectos físicos a largo plazo de estas cirugías, y las complicaciones postoperatorias que pueden surgir.

Lo que debes saber antes de realizarte una cirugía de aumento mamario.

El implante mamario es un tipo de  cirugía estética para aumentar el tamaño del busto (lo que se conoce como aumento de pecho o mamoplastia de aumento), o para realizar una reconstrucción de pechos, tras una mastectomía.

Hay dos tipos de implantes, según el material de relleno de los mismos, con muchas formas y texturas diferentes disponibles:
Salinos están constituidos por una capa externa de elastómero de silicona y en el interior solución salina, que se inyecta durante la cirugía, por ese motivo la cicatriz de inserción es menor con este tipo de prótesis
Gel de silicona viscosa, estos últimos son los que tienen mejor resultados estéticos y al tacto. Especialmente para las mujeres con muy poco tejido mamario, y para las pacientes de reconstrucción después de la mastectomía, los implantes de gel de silicona son superiores para el aumento mamario y la reconstrucción. En las pacientes con más tejido mamario, para los que la colocación del implante submuscular (ver más adelante), es la técnica quirúrgica recomendada, los implantes mamarios de solución salina pueden dar una estética muy similar a la proporcionada por el implante de gel de silicona.

Masticar chicle acelera el restablecimiento del funcionamiento intestinal tras una intervención quirúrgica

Masticar chicle después de una intervención quirúrgica de colon acelera el restablecimiento del funcionamiento normal de los intestinos y reduce la estancia hospitalaria del paciente, según un pequeño estudio del Hospital Santa Barbara Cottage de California (Estados Unidos) que se publica en la revista Archives of Surgery.