Publicidad

Controversias de la cirugía plástica en mujeres jóvenes adolescentes

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

El número de adolescentes y su interés en someterse a procedimientos cosméticos se ha incrementado dramáticamente en la última década. La Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS) estima que más de 333.000 procedimientos estéticos se realizaron en pacientes de 18 años de edad o más jóvenes en los Estados Unidos en 2005, en comparación con cerca de 14.000 en 1996. En 2005, uno de cada cuatro de estos fueron procedimientos quirúrgicos como la cirugía de nariz, orejas, aumento del volumen mamario, liposucción, aumento del mentón, y la abdominoplastia (reducción de abdomen). ASPS no reporta información demográfica específicamente para los pacientes adolescentes. Sin embargo, entre todos los pacientes, aproximadamente el 90% son mujeres, 20% pertenecen a minorías raciales y étnicas, y tienen un nivel de ingresos considerable.

Enfocándonos en dos de las cirugías mas populares y controvertidas entre las adolescentes, que son la liposucción y el aumento del busto, hay que destacar las cuestiones relativas a la conveniencia de realizar la cirugía estética en pacientes cuyos cuerpos no han alcanzado la madurez, los efectos físicos a largo plazo de estas cirugías, y las complicaciones postoperatorias que pueden surgir.

Los cambios fisiológicos y psicológicos se producen durante la pubertad, que son importantes a considerar cuando se habla de cirugía estética en adolescentes. El desarrollo de la mama puede continuar después de los 18 años de edad. De hecho, cuando la FDA aprobó los implantes de silicona mamarios de gel sólo para las mujeres de 22 y mayores, señaló que el desarrollo del pecho puede continuar en la adolescencia y los 20 años. El tamaño del pecho también puede aumentar con el aumento de peso, y las tablas de crecimiento indican que el promedio de las mujeres ganan peso entre los 18 y 21 años.

Publicidad

El aumento de peso normal puede reducir la insatisfacción con el tamaño de los pechos y el deseo de aumento del volumen mamario. Además, ese mismo aumento de peso también puede aumentar los depósitos de grasa en las zonas más propensas a ser consideradas para la liposucción. Por lo tanto, la probabilidad de aumento de peso en la adolescencia y los 20 años plantea importantes cuestiones sobre si las decisiones acerca de cualquier aumento de senos o una liposucción para las adolescentes debe retrasarse. Para el aumento mamario, el deseo de la cirugía podría reducirse como resultado del aumento de peso probable, mientras que para la liposucción, los beneficios de la cirugía podrían ser de corta duración, como resultado del aumento de peso probable.

La imagen del cuerpo de la adolescente está en continuo desarrollo en respuesta a estímulos internos y externos, y los cambios físicos de la pubertad se producen en momentos en que los adolescentes son especialmente sensibles a cómo los demás los ven y piensan de ellos. La autoestima y la autovaloración también se desarrollan temprano, y pueden ser rasgos estables o estados que están sujetos a cambiar con el tiempo. Esto explica por qué los adolescentes quieren una cirugía plástica, así como el grado en que la cirugía plástica puede mejorar su autoestima.

Mamoplastia de aumento:
Aunque la Food and Drugs Administration de EEUU (FDA) aprobó los implantes mamarios de solución salina sólo para mujeres mayores de 18 años, y los implantes de gel de silicona para mujeres mayores de 22, sin embargo, es legal para los médicos realizar el aumento mamario mediante cualquier tipo de implante para las adolescentes menores de 18 años, con el consentimiento de sus padres.
Aunque poca investigación se ha hecho sobre  los riesgos médicos de los implantes mamarios en los años posteriores a la cirugía es posible que problemas asociados con macromastia tales como dolor de espalda también puedan ocurrir entre mujeres con implantes de senos grandes. Los implantes mamarios suelen durar aproximadamente 10 años. El riesgo de contractura capsular y otras complicaciones que requieren cirugía también aumentan con el tiempo, de manera que una adolescente que se aumenta el volumen mamario puede requerir cirugías repetidas, con los riesgos asociados, a lo largo de su vida. En varios estudios, la cirugía de aumento mamario aumentó la probabilidad de lactancia insuficiente cuando la mujer trató de dar el pecho.

Liposucción:
La liposucción es un procedimiento en el que los depósitos localizados de grasa se quitan para remodelar una o más áreas.
Además de los riesgos quirúrgicos, los principales riesgos de la liposucción son las infecciones, daño a la piel, nervios u órganos vitales, embolia grasa o de sangre, y la pérdida excesiva de líquidos .
Existen dudas sobre cuestiones más amplias de las implicaciones psicológicas de la cirugía estética en el desarrollo de la imagen corporal, la medida en que la imagen corporal distorsionada común entre los adolescentes puede resultar en la búsqueda de la cirugía estética, y la eficacia comparativa de tratamientos de otro tipo para reducir la imagen negativa del cuerpo. Por último, existe preocupación acerca de la idoneidad de las normas actuales para la obtención del consentimiento informado en este grupo de pacientes.

Existen áreas importantes para la investigación futura que son, los efectos potenciales de la cirugía en el cuerpo en desarrollo de una adolescente, la medida en que la psicopatología de una adolescente o la imagen distorsionada del cuerpo puede resultar en la búsqueda de cirugía plástica, y la comparación con la efectividad de la terapia cognitivo-conductual y otros enfoques para adolescentes con percepciones negativas de sus cuerpos. No hay estudios empíricos sobre los factores culturales y económicos que están causando el aumento de la cirugía estética, las diferencias de raza, edad, nivel socioeconómico, y el origen étnico también podría ser esclarecedor.

Los cirujanos plásticos son conscientes de las preocupaciones sobre el aumento mamario en adolescentes, y en diciembre de 2004 la ASPS publicó una declaración oficial de que “las candidatas adolescentes para el aumento mamario puramente cosmético deben tener al menos 18 años de edad. El procedimiento debe retrasarse hasta que la paciente tenga la suficiente madurez emocional y física para tomar una decisión informada sobre el aumento mamario estético”. La restricción no se aplica a la “reconstrucción” de “deformaciones”, tales como la asimetría, que es una condición común. Sin embargo, el número reportado de aumento mamario en adolescentes se ha estabilizado después de esta declaración, y las sociedades médicas han respondido a las críticas de los medios de comunicación acerca de los procedimientos cosméticos entre las adolescentes. Los cirujanos plásticos debieran mantener un registro de pacientes adolescentes, esto mejoraría la recopilación de datos sobre el número de adolescentes que se someten a procedimientos cosméticos.

Teniendo en cuenta el desarrollo puberal normal, los encargados de la salud de la adolescente deben recomendar a una adolescente “esperar y ver” antes de experimentar el aumento de mamas con prótesis de  solución salina o implantes mamarios de gel de silicona. También deben recomendar el ejercicio en lugar de la liposucción, porque los hábitos de actividad física proporcionan beneficios a la salud para toda la vida que la liposucción no tiene.

Se deben implementar evaluaciones estandarizadas para detectar desórdenes de distorsión de la imagen corporal y problemas psicológicos. Las elevadas tasas de conductas de riesgo en adolescentes relacionadas con el alcohol, las drogas, el sexo sin protección, o la conducción temeraria son ejemplos de cómo las decisiones de los adolescentes son difíciles de predecir o controlar para los adultos. Sin embargo, debido a  que las adolescentes menores de 18 años no son capaces de tener la cirugía estética sin consentimiento de los padres, y  es improbable las adolescentes mayores sean capaces de pagar la cirugía estética, sin apoyo de sus padres, los padres y los médicos tienen más control sobre la cirugía estética de las adolescentes que la que tienen sobre otras decisiones de los adolescentes.

La detección eficaz podría mejorar el proceso por el cual se toman decisiones acerca de si las adolescentes deben ser sometidos a un aumento mamario o liposucción. Los próximos pasos con respecto a la detección y el asesoramiento pueden incluir un documento de posición de las organizaciones que participan activamente en la promoción de la salud y el bienestar de los adolescentes.

Aunque en última instancia, la decisión de realizar la cirugía estética en una adolescente es una decisión que debe hacerse entre el médico, la paciente y la familia, es evidente que la investigación adicional en un número de áreas en que se necesita de consentimiento plenamente informado acerca de si es posible que los beneficios superen a los riesgos para tipos específicos de cirugía estética.

Fuente: Teenagers and Cosmetic Surgery: Focus on Breast Augmentation and Liposuction Diana Zuckerman, Anisha Abraham The Journal of adolescent health : official publication of the Society for Adolescent Medicine 1 October 2008 (volume 43 issue 4 Pages 318-324 DOI: 10.1016/j.jadohealth.2008.04.018)

Imagen: Wikimedia Commons

Deja un comentario

Publicidad