Publicidad

Desarrollan un método para reducir la dependencia a la nicotina en los fumadores

 Investigadores de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) han desarrollado un método para reducir la dependencia a la nicotina en los fumadores mientras éstos continúan con el hábito. Las conclusiones de su investigación se publican en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Según los investigadores, la clave del éxito del ensayo fue proporcionar a los fumadores cigarrillos con un contenido gradualmente menor en nicotina durante varias semanas. Si este tipo de cigarrillos se autorizara, los fumadores podrían dejar de fumar de forma más fácil y un número mayor de jóvenes consumidores podrían evitar la adicción, señalan los autores del trabajo.


En el estudio participaron 20 adultos sanos fumadores que consumían su marca habitual durante una semana y después seguían un tratamiento de seis semanas en el que fumaban cigarrillos con un contenido en nicotina cada vez menor.

Un fármaco para dejar de fumar también podría ayudar a combatir la dependencia al alcohol

  Un fármaco de reciente aprobación para ayudar a dejar de fumar, la vareniclina, podría también combatir la dependencia al alcohol, según un estudio realizado por investigadores de la Clínica y Centro de Investigación Ernest Gallo de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos). Las conclusiones de la investigación se publican en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

La vareniclina actúa sobre un conjunto de proteínas cerebrales llamadas receptores nicotínicos de la acetilcolina y disminuye el valor de recompensa de la nicotina y reduce la necesidad de su consumo. Pero un número cada vez mayor de evidencias sugiere que el mismo conjunto de receptores podrían también mediar en la dependencia al alcohol.

El flujo cardiaco se ve deteriorado en la misma medida con el consumo de cigarrillos bajos en alquitrán

Un estudio elaborado por miembros de la Universidad de Baskent, en Konya (Turquía) concluye que los cigarrillos bajos en alquitrán deterioran el flujo sanguíneo cardiaco tanto como los cigarrillos normales.

Publicadas en la revista Heart, las conclusiones de la investigación descubrimientos están basados en 62 personas con más de 20 años que no tenían antecedentes de enfermedad coronaria arterial. De ellos, veinte habían fumado cigarrillos bajos en alquitrán (8 mg alquitrán, 0,6 de nicotina y 9 de monóxido de carbono) durante al menos tres años.

Por otro lado, veinte participantes más fumaban cigarrillos normales durante ese mismo periodo (12 mg de alquitrán, 0,9 de nicotina y 12 de monóxido de carbono). El resto de integrantes del estudio eran no fumadores.

Un tratamiento oral para dejar de fumar triplica las posibilidades de abandonar el tabaco a las 12 semanas

La compañía biomédica Pfizer ha lanzado vareniclina, el primer medicamento oral diseñado específicamente para dejar de fumar y que, según destacaron los responsables de la compañía, multiplica por 3,2 en los fumadores las posibilidades de abandonar el tabaco a las 12 semanas. Según los informes que manejan, el tratamiento ofrece un porcentaje de éxito de entre el 40 y 45 por ciento.

Dejarlo «poco a poco», la última novedad en el tratamiento del tabaquismo

Los expertos en tabaquismo están desarrollando un nuevo planteamiento para dejar de fumar que consiste en dejarlo poco a poco, lo cual no deja de parecer sorprendente en la medida en que parece contradecir la creencia muy extendida de que la única manera de acabar con el tabaco es dejarlo de una vez y para siempre.

Las terapias sustitutivas de la nicotina elevan el riesgo de mortalidad en fumadores ingresados en la UCI

Las terapias sustitutivas de la nicotina podrían elevar el riesgo de mortalidad en fumadores ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), según un estudio del Colegio de Medicina de la Clínica Mayo que se ha hecho público durante la asamblea anual del Colegio Americano de Especialistas Torácicos que se celebra estos días en Salt Lake City (Utah, Estados Unidos).

A dejar de fumar!

La tasa de fallecimiento de los que habían abandonado el tabaquismo en comparación con los fumadores era casi una tercera parte menor en enfermedades coronarias y cardiovasculares, y la mitad en el caso del cáncer de pulmón
Dejar de fumar conlleva una rebaja del 50 por ciento en la tasa de mortalidad tras 15 años entre aquellos que abandonaron el hábito de forma sostenida en comparación con los que siguieron fumando, según se desprende de las conclusiones de un estudio llevado a cabo por investigadores de los Institutos de Salud Nacionales de los Estados Unidos que se publica en la revista Annals of Internal Medicine.