Publicidad

La inyección de toxina botulínica puede ayudar a prevenir algunos tipos de dolores de migraña

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Un estudio preliminar sugiere que el mismo tipo de inyección botulínica utilizada con fines cosméticos puede estar asociados con reducción de frecuencia de migrañas que se describen como trituración (crushing), vicelike o alucinantes (ocular), pero no el dolor que se experimenta por un aumento de la presión en el interior de la cabeza, según un informe publicado en la edición de febrero de Archives of Dermatology, una de las revistas JAMA / Archives.

Las migrañas afectan sólo en Estados Unidos a aproximadamente 28 millones de personas, causando un dolor, que es a menudo debilitante, de acuerdo con la información de fondo en el artículo. Los investigadores que realizabann ensayos clínicos de toxina botulínica tipo A para el tratamiento de líneas faciales reconoció una correlación entre las inyecciones y el alivio de los síntomas de la migraña. “La promesa inicial de una nuevo tratamiento profiláctico [preventivo] para las migrañas, se encontró con el reto de la replicación de estos resultados”, como los estudios posteriores no han podido demostrar que la botulínica fue más eficaz que el placebo, los autores escriben. “Los investigadores han buscado las características del paciente que pueden predecir una respuesta favorable al tratamiento”.

Christine C. Kim, MD, entonces de SkinCare Physicians, Chestnut Hill, Massachusetts, y ahora en práctica privada en Encino, California, y sus colegas estudiaron a 18 pacientes (edad media 50,9) que ya habían recibido o tenían previsto recibir inyecciones de toxina para fines cosméticos, y que también reportaron tener migrañas. De ellos, 10 reportaron cefaleas de implosión  -descrito por los adjetivos, como la trituración y vice-like o cefaleas oculares, informaron sentirse como si un ojo les estallara hacia fuera o como si alguien estuviera impulsando un dedo en un ojo. Nueve pacientes tenían dolores de cabeza explosivos, que se describe como una sensación como que la cabeza va a explotar o se separa, o que aumenta la presión. Algunos pacientes tenían más de un tipo.

Publicidad

Tres meses después del tratamiento, 13 pacientes que habían respondido al tratamiento con una reducción de dolor de la migraña, entre ellos 10 con dolores de cabeza tipo implosión oculares y 3 que tenían cefaleas explosivas. Todos los seis pacientes que no respondieron tenían  dolores de cabeza explosivos.

Entre todos los participantes que respondieron al tratamiento, la frecuencia de la migraña se redujo de un promedio de 6,8 días por mes a una media de 0,7 días por mes. Los pacientes con dolores de cabeza explosivos experimentaron una reducción media en la frecuencia de la migraña de 11,4 a 9,4 días por mes, mientras que la frecuencia en los participantes con dolores de cabeza implosivos o oculares se redujeron de un promedio de 7,1 días por mes a 0,6 días por mes.

La toxina botulínica produce parálisis muscular, pero esto por sí solo no explica cómo se puede prevenir el dolor de la migraña, señalan los autores. La investigación indica que puede afectar  la conducción de las señales de dolor a través del sistema nervioso, bloquear los receptores del dolor o reducir la inflamación.

“Estos datos preliminares son sorprendentes, y nuestros resultados proporcionan apoyo a la hipótesis de que los pacientes con migraña que se caracterizan por la implosión o oculares son más sensibles a la toxina botulínica tipo A que las personas con migraña se caracteriza por dolores de cabeza tipo explosivos”, escriben los autores. “Nuestros hallazgos invitana la consideración del uso de inyecciones de toxina botulínica tipo A para prevenir la migraña y puede promover el papel del dermatólogo en el tratamiento de pacientes con migraña. Sin embargo, son necesarios ensayos bien controlados para confirmar estos hallazgos”.
Fuente: Eurekalert

Imagen: Salvatore Vuono / FreeDigitalPhotos.net

Deja un comentario

Publicidad