Publicidad
Aunque disminuye la expectativa de vida entre 12 y 17 años, hoy existen tratamientos para detener su progresión

Artritis Reumatoidea: una radiografía de la enfermedad

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Un informe de la Fundación CIDEA alerta sobre los síntomas de la Artritis Reumatoidea, sus características, cómo se controla, de qué manera mejorar la calidad de vida y fundamentalmente, cómo detener la progresión radiológica de la enfermedad. La Artitritis Reumatoidea puede ocasionar muerte prematura, discapacidad laboral, disminución de la capacidad funcional, además de dolor en las articulaciones, cansancio…

 La Artritis Reumatoidea (AR) es una enfermedad crónica inflamatoria, progresiva, caracterizada por inflamación del tejido sinovial, que conduce al deterioro severo de las articulaciones involucradas, daño radiológico irreversible e incapacidad funcional. Además, puede comprometer otros órganos fuera de las articulaciones como el pulmón, corazón, arterias, riñón, piel, entre otros.

 La Artritis Reumatoidea es la causa más común de discapacidad potencialmente tratable. En la Fundación CIDEA se brindan consultas gratuitas a pacientes con posible diagnóstico de artritis para orientarlos en cuanto los pasos a seguir y ofrecerles la posibilidad de tratamientos específicos.

Publicidad

 La jefa de la sección de Reumatología de la Fundación CIDEA, María Alicia Lázaro, remarca que “no conocer qué enfermedad se padece, conduce a no buscar el diagnóstico correcto o no creer que existe tratamiento para esas dolencias”.

 Asimismo, la especialista cuenta que se ha comprobado a partir de estudios observacionales que la expectativa de vida en los pacientes con AR esta acortada entre 12 y 17 años; que la mortalidad por eventos cardiovasculares esta duplicada, comparada con la población general; que la mayoría de los pacientes tienen un daño erosivo precoz (antes de los 2 años); y que entre el 20 y el 50 por ciento de los pacientes presentan incapacidad laboral a los 5 años de iniciada la enfermedad.

 “Con la Artritis Reumatoidea hay daño erosivo radiológico -ya en los primeros 2 años de enfermedad-, una disminución en la capacidad funcional y lo más importante de todo es que hoy se reconoce que estos enfermos tienen una mortalidad prematura”, explica la médica reumatóloga.

 Además, la especialista dice: ¨Si bien su etiología es desconocida, lo que sabe actualmente sobre el origen de la Artritis Reumatoidea es que tiene que ver con una predisposición genética. Y hay otros factores ambientales, dentro de los cuales figuran el cigarrillo y la enfermedad periodontal, asociados al surgimiento de esa enfermedad. Hoy todavía no se pueden realizar estudios genéticos de rutina, por lo que aconsejo a familiares de pacientes con artritis que no fumen y cuiden sus dientes. Es una enfermedad prevalente en mujeres entre 30 y 50 años y puede ocurrir en niños, en esa etapa se llama Artritris Reumatoidea Juvenil¨, y en la tercera edad se denomina Artritis del Geronte¨.

 Consecuencias de la Artritis Reumatoidea

 *La mortalidad prematura: los pacientes con AR presentan un significativo aumento de la morbimortalidad comparado con la población general, asociada a la severidad de la enfermedad y a la falta de control de la actividad de la misma.  

 Las causas de mortalidad en AR son

Cardiovascular                     40%
Infecciones                         15%
Enf. Pulmonar                     10%
Malignidad                          10%
Otras                                 10%
 
*Discapacidad, asociada a la severidad de la enfermedad y a la falta de control de la actividad de la misma.  

*Disminución de la capacidad funcional: La mayoría de los pacientes presenta alguna pérdida de capacidad funcional a los 5  años de enfermedad. En las etapas precoces, la capacidad funcional esta en relación al grado de actividad inflamatoria. Luego, en etapas tardías está asociada fundamentalmente al daño estructural  (erosivo) sobre todo de grandes articulaciones.

*Discapacidad laboral: Históricamente ésta ha sido observada en más del 60% de los pacientes con AR menores de 65 años que ha sido causa de perdida laboral en un alto porcentaje de pacientes ya al comienzo de la enfermedad. La discapacidad laboral tiene un alto impacto en el paciente, en la familia, y en la sociedad y es responsable de los altos costos indirectos que produce esta enfermedad.

 
Síntomas de la Artritis Reumatoidea
*Dolor e inflamación de las articulaciones o alrededor con los movimientos o con el reposo

*Rigidez a la mañana

*Dolor en las articulaciones de las manos

*Dolor al apoyar los pies en el suelo a la mañana

*Mejoría con el correr del día

*Cansancio, fatiga, pesadez

 
 Cómo controlar la Artritis Reumatoidea
*Existen nuevas terapias que brindan una nueva oportunidad en estos enfermos, ya que drogas de acción mediata y/o drogas biológicas han probado controlar la enfermedad, mejorar la calidad de vida y fundamentalmente detener la progresión radiológica de la enfermedad y así evitar el deterioro funcional.

*Establecer un tratamiento adecuado lo más tempranamente posible antes de que el daño articular esté instalado.

 *En Europa y en USA han logrado disminuir el retraso en el diagnóstico y el comienzo del tratamiento, mediante campañas de información hacia la comunidad y hacia los médicos, logrando de esta forma una rápida derivación del médico generalista al reumatólogo.

 * Los tratamientos actuales agresivos como el uso de triple terapia o tratamiento con biológicos han demostrado a largo plazo mejorar o evitar la discapacidad laboral y funcional.

 
Hoy en día el objetivo del tratamiento es lograr la remisión o la menor actividad de la enfermedad lo antes posible.
Fuente: Fundación CIADEA

Deja un comentario

Publicidad