Publicidad
Cuanto mayor es la satisfacción, mayor es el grado de protección frente a enfermedades cardíacas.

Llevar una vida satisfactoria es bueno para el corazón

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Si bien la depresión y la ansiedad se reconocen desde hace mucho tiempo como factores de riesgo para las dolencias cardíacas, existe menos certidumbre acerca de los efectos beneficiosos de un estado psicológico ‘positivo’. Ahora, tras un estudio realizado sobre 8000 funcionarios británicos, los investigadores afirman rotundamente que una vida satisfactoria protege el corazón.

Cuanto mayor es la satisfacción, mayor es el grado de protección frente a enfermedades cardíacas. Así concluye un nuevo estudio, liderado por expertos de la Escuela de Salud Pública de Harvard(Boston, EE UU), que muestra que unos altos índices de satisfacción vital ‘media’ se asocian con un riesgo menor.

Los autores apuntan que “la satisfacción con aspectos específicos de la vida cotidiana, en particular el trabajo, la familia, la vida sexual y la relación con uno mismo tiene un efecto positivo asociado a la reducción de cardiopatías coronarias, independientemente de los factores de riesgo tradicionales”.

Publicidad

La investigación, conocida como Whitehall II y realizada sobre 8000 funcionarios británicos, analiza los historiales médicos de los participantes en busca de muertes relacionadas con enfermedad coronaria, ataques cardíacos no mortales y angina de pecho a lo largo de un periodo de seguimiento de aproximadamente seis años.

Los resultados, publicados en el European Heart Journal, revelan una disminución aproximada del 13% en el riesgo de enfermedad cardíaca con la satisfacción en cuatro de los aspectos vitales específicos: trabajo, familia, sexo y satisfacción con uno mismo (pero no con relaciones amorosas, actividades de ocio o nivel de vida). La reducción del riesgo se observó tanto en hombres como en mujeres.

“Estos resultados sugieren que las intervenciones orientadas a potenciar estados psicológicos positivos, y no solamente a aliviar estados psicológicos negativos, pueden surtir un efecto considerable entre individuos de alto riesgo”, concluye Julia Boehm, autora principal del estudio e investigadora en la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Referencia bibliográfica: Boehm JK, Peterson C, Kivimaki M, Kubzansky LD. “Heart health when life is satisfying: evidence from the Whitehall II cohort study”. Eur Heart J 2011; doi:10.1093/eurheartj/ehr203

Fuente: SINC

Imagen: photostock / FreeDigitalPhotos.net

Deja un comentario

Publicidad