Publicidad

Delitos contra la integridad sexual

¿Sabías que el 80 % de los delitos sexuales ocurren dentro del ámbito familiar y cercano?.
¿Sabías que 6 de cada 10 denuncias corresponde a víctimas menores de edad; y que dentro de este universo se encuentran la gran mayoría de los varones víctimas, siendo generalmente durante su infancia y pubertad?.
¿Sabías que a veces pasan muchos años de terrible sufrimiento hasta que una persona puede decir que ha sido víctima de un delito sexual, a veces reiterado durante años, a veces en su propia casa?
¿Te imaginas el sentimiento de culpa y vergüenza de la víctima, y la consiguiente dificultad para denunciar el delito del que ha sido objeto?.

Son los únicos delitos donde no existe evidencia en contrario de la reincidencia. Quien lo hizo, lo volverá a hacer. El agresor sexual no tiene características particulares que permitan identificarlo a priori. Suele ser varón, heterosexual, tener pareja estable, hijos y llevar una vida en apariencia absolutamente normal. La única prevención posible es saber que quien ya ha agredido sexualmente lo volverá a hacer, y podrá acrecentar la violencia de la modalidad. De evitarlo se trata el denunciar, el hacer saber a otras posibles víctimas de su entorno, lo que ha sucedido.

El oposicionismo en lo/as niño/as y púberes

Empieza desde bien pequeño. Allí cuando apenas se desplaza y aún ni habla, toma en la mano algo que puede romperse, y tan pronto haces el primer gesto para rescatarlo o dices “eso no se toca” … crash!!!, se hizo añicos contra el suelo.

 
A partir de allí empieza a reafirmarse. Cada NO que dices, parecer producir en el niño el efecto contrario, afirma más una conducta de negatividad a la norma.
 
Así llega al jardín, a la primaria… y puede llegar a la adolescencia, en donde ya el oposicionismo puede tomar carices hasta dramáticos : fracaso escolar, conductas de riesgo, relaciones peligrosas, embarazos adolescentes, huidas del hogar.
 
Las madres y los padres vamos haciendo los NO cada vez más grandes, y ellos y ellos generando cada vez más anticuerpos a la norma…

Hombres y mujeres se identifican con los estereotipos sobre atractivo sexual pero no los ponen en práctica

Hombres y mujeres se identifican con los estereotipos sobre atractivo sexual pero no los ponen en práctica, según sugiere un estudio de la Universidad Northwestern en Evanston (Estados Unidos) que se publica en la revista ‘Journal of the Personality and Social Psychology’.

Los estereotipos sociales apuntan a que en la atracción romántica, las motivaciones primarias en los hombres están dirigidas por la belleza y en las mujeres por el poder económico. Los investigadores examinaron en un estudio las vidas románticas de los participantes durante un mes, incluyendo sus expectativas ante una cita rápida.

Según explica Paul Eastwick, director del estudio, “fieles a los estereotipos, los autoinformes iniciales de los participantes varones indicaban que estaban más preocupados que las mujeres por el atractivo físico de su pareja y las mujeres del estudio señalaban más que los hombres el poder del dinero como afrodisiaco”.