Publicidad

Entre el 1 y el 3% de la población padece enfermedad de Paget

La información contenida en Vistamedica está destinado exclusivamente a propósitos educativos, y no pretende ser ni será nunca un sustituto de consejo médico profesional, relativa a tu condición médica específica o pregunta. Siempre busca el consejo de tu médico o proveedor de salud para cualquier pregunta que puedas tener acerca de cualquier condición médica.

Se estima que entre el uno y el tres y medio de la población general padece enfermedad de Paget, una patología del hueso que se caracateriza por la destrucción de algunas zonas acompañada de un crecimiento anómalo. La enfermedad fue uno de los temas tratados en el marco del Congreso de Osteoporosis que se está celebrando en Roma (Italia) al tener como posible novedad terapéutica un bifosfonato que se inyecta una vez al año.
La enfermedad de Paget no es muy conocida al tener una prevalencia relativamente baja. Sin embargo, sus consecuencias son muy incapacitantes. El trastorno, que provoca una actividad anormal en el hueso, acarrea dolor, fracturas y deformidades. Según expuso el doctor Cyrus Cooper, profesor de Reumatología y director del Centro de Investigación Epidemiológica de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, en el 70 por ciento de los casos la enfermedad no presenta síntomas en su inicio y se diagnostica de forma casual.

La localización más frecuente de este proceso de destrucción de hueso y de crecimiento anómalo son la pelvis, la zona lumbar de la columna y el cráneo. En España no hay estudios de prevalencia a nivel general, aunque sí se han hecho algunos en zonas concretas como Madrid o Barcelona.

Por estos y los que se han hecho en otros países se concluye que el trastorno afecta a entre un uno y medio y un tres por ciento de los mayores de 18 años, aunque en personas mayores de 60 esta cifra puede incrementarse hasta el diez por ciento, según las estimaciones del doctor Jordi Carbonell, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital del Mar en Barcelona.

ANTECEDENTES FAMILIARES

Publicidad

Hasta el momento no se conoce el origen del trastorno, aunque se sabe que tiene una fuerte carga genética. Según los datos de Cooper, el 20 por ciento de los enfermos tiene antecedentes familiares.

Dejando a un lado a este grupo, la mayoría de las veces el diagnóstico es puramente casual, al detectarse unos niveles altos de fosfatasas alcalinas en un análisis de sangre. Una radiografía basta para confirmar la existencia de un hueso “pagético”, según lo nombran los especialistas.

La enfermedad fue objeto de atención en el Congreso de Roma, durante el cual se presentó un estudio con ácido zoledrónico, un bifosfonato que está aprobado en el tratamiento de metástasis de hueso y que está demostrando eficacia también en este trastorno. El doctor Carbonell aseguró que la sustancia ha demostrado anular la actividad biológica excesiva durante períodos prolongados de tiempo y evita la progresión de las deformidades.

El ácido zoledrónico, que comercializa Novartis como ‘Aclasta’ se recibe en forma de infusión inyectada y su acción se prolonga durante varios meses. En enero de este año la sustancia recibió la opinión favorable de las autoridades europeas y está pendiente de aprobación.

La novedad resepcto a otros bifosfonatos es su mejor absorción al ser inyectable y que se administra de manera muy espaciada en el tiempo.
Fuente:www.azprensa.com

Deja un comentario

Publicidad