Publicidad

La disfunción eyaculatoria afecta al 30 por ciento de los hombres

Tres de cada diez varones padecen algún tipo de disfunción eyaculatoria, cuyas causas pueden ser físicas o psicológicas. Sin embargo, esta cifra se eleva al 75 por ciento de la población masculina cuando se analiza la presencia temporal y esporádica en algún momento de la vida. Así lo ha revelado Joaquín Amaya, de la Unidad de Andrología del Hospital de Valme, en Sevilla.

El tabaco reduce el deseo sexual femenino

Las mujeres que fuman pueden sufrir un aumento de la sequedad y atrofia genital, ver acelerada su menopausia y padecer una disminución de los estrógenos. Así lo ha dicho Santiago Palacios, director del Instituto de Salud y Medicina de la Mujer, a través de un comunicado sobre el VII Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer.

La falta de deseo sexual afecta a un 33 por ciento de las mujeres y los casos se elevan al 45 por ciento tras la menopausia

Estudios americanos y europeos han cuantificado en un 33 por ciento el número de mujeres de entre 18 y 59 años que sufren una disminución del deseo sexual, un trastorno que puede tener un origen psicológico, hormonal o una combinación de ambos. Así lo ha afirmado la doctora Charo Castaño, psicóloga-sexóloga de la Unidad de Disfunción Sexual del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer y coordinadora del Grupo de Sexualidad de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM). La cifra de casos se eleva hasta el 45 por ciento tras la menopausia.

La mala salud sexual genera problemas psicológicos, emocionales y de pareja

Una mala salud sexual puede desencadenar una baja autoestima en la persona que la padece, así como problemas de pareja. Así lo ha dicho el presidente de la Asociación Española de Salud Sexual, Ignacio Moncada, en el Día Mundial de la Salud Sexual, celebrado el pasado 13 de febrero. En el acto público celebrado por la asociación, Moncada señaló que la disfunción eréctil es el principal problema sexual de los varones españoles, seguido de la eyaculación precoz.

Sexo y tabaco

El pitillo post-coito es una imagen recurrente en la filmografía y, por lo visto, fiel reflejo de muchas experiencias cotidianas. Para muchos supera con creces al esperado cigarrillo después de una buena comida. Algunas personas refieren sentirse más relajadas y sexualmente seguras cuando fuman. Todos recordamos el tan socorrido: “¿Tienes fuego?” o “¿Me das un pitillo?”.