Publicidad

La FDA aprueba una nueva droga para tratar el melanoma en etapa tardía

El uso de salas de bronceado es una de las causas potenciales del desarrollo de esta variante agresiva de cáncer de piel

La Food and Drug Administration de Estados Unidos ha aprobado hoy Zelboraf (vemurafenib), un medicamento para el tratamiento de pacientes con la última etapa (metástasis) o irresecable (no se puede extraer mediante cirugía) de melanoma, el tipo más peligroso de cáncer de piel.
 
Zelboraf está específicamente indicado para el tratamiento de pacientes con melanoma cuyos tumores expresan una mutación en el gen llamado BRAF V600E. El fármaco no ha sido estudiado en pacientes con melanoma con pruebas negativas para la mutación.

Zelboraf se apruebó junto a su test complementario llamado cobas 4800 BRAF V600 test de mutación, un estudio de diagnóstico que ayudará a determinar si las células de un paciente de melanoma tienen la mutación V600E BRAF, y con lo cual el paciente podría beneficiarse.

La proteína BRAF está normalmente involucrada en la regulación del crecimiento celular, pero se encuentra mutado en aproximadamente en la mitad de los pacientes con melanomas en etapa tardía. Zelboraf es un inhibidor de BRAF que es capaz de bloquear la función de la proteína BRAF V600E mutado.

El melanoma es el cáncer más común en mujeres jóvenes

El melanoma es la principal causa de cáncer en mujeres jóvenes

Un número creciente de mujeres jóvenes son diagnosticadas de melanoma, un tipo muy agresivo de cáncer de piel. La incidencia de esta forma potencialmente mortal de cáncer de piel se ha incrementado en los últimos 30 años, según la Academia Americana de Dermatología, y la tasa entre las mujeres blancas de 15 a 39 ha crecido a un promedio de 3 por ciento anual durante los últimos 20 años .

El Dr. Ross Levy, un cirujano dermatológico en  NorthShore University HealthSystem  grupo que se especializa en cáncer de piel, dijo que estudios recientes sugieren que las personas que comienzan bronceado antes de los 35 años aumentan el riesgo de melanoma un 75 por ciento.

Los datos de incidencia de cáncer de piel aumentan a ritmo alarmante

El cáncer de piel es el tipo más común de cáncer.

Para muchos adultos jóvenes, las graves consecuencias del bronceado han demostrado tener poco impacto en su comportamiento a la hora de exponerse al sol. Pero Los dermatólogos están instando a la gente – especialmente para los jóvenes – a la práctica la protección solar adecuada y comprender la importancia de la detección temprana del cáncer de piel, el tipo más común de cáncer.

El dermatólogo Brett M. Coldiron, MD, profesor clínico asociado de dermatología en la Universidad de Cincinnati en Ohio, presentó en el 69th Annual Meeting of the American Academy of Dermatology,  las nuevas estadísticas que apuntan a un aumento del cáncer de piel no-melanoma y por qué los jóvenes tienen un riesgo mayor de desarrollar esta enfermedad. El Dr. Coldiron informó de que en un reciente análisis, los datos mostraron que el tratamiento realizado para los cánceres de piel no melanoma en los Estados Unidos casi se duplicó de 1994 a 2006. En concreto, el número total de nuevos cánceres de piel no melanoma, en 2006 se estimó en más de 3,5 millones.

Nueva encuesta revela que las adolescentes y mujeres jóvenes necesitan educación sobre los peligros de las camas solares

El bronceado artificial produce un incremento del riesgo de melanoma en un 75%

A pesar de las repetidas advertencias de los dermatólogos sobre los peligros a la salud de las cabinas solares, los resultados de una nueva encuesta realizada por la American Academy of Dermatology confirmó que un gran porcentaje de adolescentes y mujeres jóvenes de raza blanca admitieron usar camas de bronceado o bronceado intencionalmente al aire libre en el último año .

Treinta y dos por ciento de los encuestados habían usado una cama de bronceado en el último año, y de las encuestadas, una cuarta parte (25 por ciento) utilizaron una cabina de bronceado al menos una vez por semana, en promedio. Una mayoría abrumadora (81 por ciento) de las encuestadas informaron de que se habían bronceado al aire libre con frecuencia o de vez en cuando en el último año.

“Nuestro estudio pone de relieve la importancia de educar a las jóvenes sobre los riesgos reales del bronceado, como el melanoma la forma más mortal de cáncer de piel que está aumentando más rápidamente en mujeres de 15 a 29 años de edad que en los hombres del mismo grupo de edad”, dijo el dermatólogo Ronald L . Moy, MD, MPH, presidente de la Academia. “De hecho, la mayoría de los melanoma de mujeres jóvenes se desarrollan en el torso, lo que puede ser el resultado de las conductas de bronceado de alto riesgo, como camas solares. En mi práctica, he tenido pacientes mujeres jóvenes con una historia de uso de las camas de bronceado que han muerto a causa de un melanoma. “

Descubren una proteína que potencia el desarrollo del melanoma

La exposición a los rayos solares es el principal factor de riesgo para adquirir un melanoma

Investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de EE UU (NCI, por sus siglas en inglés) han descubierto que el interferón gamma – una proteína producida por el sistema inmunitario- contribuye al progreso de este tipo de cáncer de piel. Esta conclusión, publicada en la revista Nature, es resultado de un experimento con ratones a los que se ha sometido a rayos ultravioletas.

Hasta ahora se creía que el interferón actuaba como respuesta inmunitaria contra el cáncer. “Sin embargo, nuestra investigación demuestra que en algunas circunstancias ejerce la función contraria: promueve el melanoma y estimula el desarrollo de este tumor”, explica Glenn Merlino, líder de la investigación.

En los últimos diez años, se han usado ratones genéticamente diseñados para entender la conexión entre la exposición a la radiación ultravioleta y el inicio del melanoma. “Estos modelos están resultando ser muy útiles para proporcionar elementos clave sobre el comienzo y progreso del melanoma en humanos”, explica Merlino.

Tomar sol, el fin de una moda.

El bronceado no es más que el resultado de la injuria solar a nuestra piel

La moda nos lleva a exponernos al sol y broncearnos. Sin embargo el bronceado no es más que el resultado de la injuria solar a nuestra piel. El Sol es el principal factor de riesgo para desarrollar un cáncer de piel, a través del efecto de los llamados rayos ultravioletas (UV) , que producen mutaciones en el ADN de las células y tienen efectos son acumulativos, es decir, que se va sumando con los años.