Publicidad

El aceite de oliva protege de infecciones bacterianas

El aceite de oliva virgen extra tiene importantes beneficios para la salud.

El aceite de oliva virgen extra tiene importantes beneficios para la salud. Diversos estudios ya han demostrado que el consumo regular de esta grasa es positivo para el sistema óseo, porque estimula el crecimiento y la absorción de calcio; para el sistema endocrino, porque mejora las funciones metabólicas; o para el aparato circulatorio, porque ayuda a prevenir la acumulación de tejido graso en los vasos sanguíneos que puede desembocar en ataques cardíacos o problemas cerebrales. Ahora, gracias a investigadores de la Universidad de Jaén, también se sabe que el aceite de oliva facilita la defensa del organismo frente a infecciones bacterianas en mayor medida que el aceite de pescado, incluso cuando este organismo se encuentra bajo de defensas.

Aceite de ajo muestra un efecto protector contra la enfermedad cardíaca en la diabetes

El aceite de ajo posee un potencial efecto protector de la cardiomiopatía diabética.

El ajo tiene “importante” potencial para la prevención de la cardiomiopatía, una forma de enfermedad del corazón que es la principal causa de muerte en personas con diabetes, según han concluido los científicos en un nuevo estudio. El informe, que también explica por qué las personas con diabetes tienen un alto riesgo de miocardiopatía diabética, aparece en el diario bisemanal de la ACS: Agricultural and Food Chemistry.

 

El aceite de ricino podrí­a ayudar a mejorar la eficacia de las terapias contra el VIH

El aceite de ricino podría ayudar a mejorar la eficacia de las terapias contra el VIH, según un estudio de la Universidad de Stanford en Estados Unidos que se publica en la revista ‘Science’.

Los esfuerzos para crear un fármaco para hacer salir de su escondite al VIH podrían conseguir un impulso de un nuevo método para sintetizar la prostratina, un componente de origen vegetal de difícil obtención.

A pesar del éxito de las terapias antirretrovirales, que atacan a los virus que se están replicando, el VIH es muy difícil de eliminar por completo del organismo porque también existen reservorios latentes que no alcanzan estas terapias.