Publicidad

El aceite de oliva protege de infecciones bacterianas

El aceite de oliva virgen extra tiene importantes beneficios para la salud.

El aceite de oliva virgen extra tiene importantes beneficios para la salud. Diversos estudios ya han demostrado que el consumo regular de esta grasa es positivo para el sistema óseo, porque estimula el crecimiento y la absorción de calcio; para el sistema endocrino, porque mejora las funciones metabólicas; o para el aparato circulatorio, porque ayuda a prevenir la acumulación de tejido graso en los vasos sanguíneos que puede desembocar en ataques cardíacos o problemas cerebrales. Ahora, gracias a investigadores de la Universidad de Jaén, también se sabe que el aceite de oliva facilita la defensa del organismo frente a infecciones bacterianas en mayor medida que el aceite de pescado, incluso cuando este organismo se encuentra bajo de defensas.

Besar a un sapo no te convertirá en príncipe pero puede ayudar a combatir infecciones

La piel de las ranas contiene secreciones que pueden conducir a nuevos antibióticos para combatir infecciones

Besar a un sapo no lo convertirá en un príncipe – salvo en los cuentos de hadas -, pero las ranas pueden transformarse en el mundo real en aliados principescos en la batalla contra infecciones resistentes a los antibióticos que amenazan a millones de personas en todo el mundo. Los científicos han informado hoy que la piel de rana contiene sustancias naturales que podrían ser la base de una nueva y poderosa generación de antibióticos.

En un informe en la 240a Reunión Nacional de la Sociedad Americana de Química, el equipo de incondicionales aficionados a la rana describen cómo colegas en todo el mundo enviaron las secreciones de cientos de pieles de rana a su laboratorio en los Emiratos Árabes Unidos. Con ese tesoro anfibio, identificaron más de 100 sustancias antibióticas en la piel de diferentes especies de ranas de todo el mundo. Uno incluso combaten a la  “Iraqibacter“, la bacteria responsable de infecciones resistentes a los medicamentos en los soldados heridos que regresan de Irak.

Si usted toma simvastatina para controlar el colesterol, cuídese de las infecciones

La simvastatina proporcionaría un doble golpe al sistema inmunológico

La simvastatina puede ayudar a controlar nuestro colesterol, pero cuando se trata de infecciones, es una historia totalmente diferente, dice un nuevo estudio de investigación publicado en el Journal of Leukocyte Biology (http://www.jleukbio.org). En el informe de investigación, científicos de Italia muestran que la simvastatina proporciona un doble golpe al sistema inmunológico. En primer lugar, reduce la capacidad de las células inmunes especializadas, llamados macrófagos, para destruir los patógenos. Luego, aumenta la producción de moléculas, llamadas citoquinas, que desencadenan la inflamación y la mantienen.

Los médicos británicos dejarán de llevar bata blanca a partir de enero

Según el nuevo código de vestimenta aprobado por el Gobierno británico los médicos ingleses no podrán llevar bata blanca, joyas, relojes o corbata en sus horas de trabajo. La tradicional bata blanca será sustituida por otra de manga corta. Según informó el ministro de Sanidad británico, Alan Jonson esta medida entrará en vigor en Enero.

Según un informe del gobierno con esta nueva medida se pretende evitar cualquier tipo de infecciones localizadas en instituciones médicas. Por ejemplo la lucha contra patógenos como el «Clostridium difficile».

Otra de las medidas adoptadas por el Gobierno establece que las enfermeras elaboren cuatro veces al año un informe sobre la higiene y la limpieza de los hospitales. Jonson, señaló, que esta serie de medidas darán más responsabilidad a las enfermeras.

Expertos señalan a las infecciones respiratorias como principal desencadenante del asma

Las infecciones respiratorias son el principal desencadenante de los ataques de asma; así lo afirman miembros de la Red Europea Global para la Alergia y el Asma en un artículo publicado en la revista Allergy. Los científicos investigan ahora las diferencias entre la respuesta a un resfriado común y a la contaminación del aire en pacientes asmáticos frente a los no asmáticos.