Publicidad

El ejercicio físico controlado y las medidas higiénico-dietéticas previenen el linfedema tras la extirpación de la mama

El ejercicio físico controlado y las medidas higiénico-dietéticas previenen el linfedema tras la extirpación de la mama

El ejercicio físico controlado y las medidas higiénico-dietéticas previenen el linfedema tras la extirpación de la mama, según ha afirmado la presidenta de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física, Inmaculada García Montes, en el marco del XVII Congreso Nacional del Capítulo Español de Flebología.

García Montes señaló que “es una acumulación de líquido rico en proteínas, llamado linfa, en el espacio intersticial por sobrecarga o deterioro del sistema de drenaje y se caracteriza por ser un edema crónico y evolutivo de la extremidad afectada, y su forma más frecuente de aparición está asociada a la enfermedad neoplásica y ocasiona importantes trastornos estéticos y problemas funcionales derivados del dolor.

Cáncer de mama: mamografía sí o no?

Mamografía

A las mujeres se les suele decir que la mamografía salva vidas, la pregunta es: cuan a menudo? El 90% de las mujeres cree que la detección temprana del cáncer de mama salva vidas. Los dres. John D Keen y James E Keen, del John H. Stroger Jr. Hospital of Cook County y la University of Nebraska, respectivamente, estudiaron el beneficio absoluto dependiente de la edad del screening en tres modos tradicionales: la reducción del riesgo absoluto  de screening repetidos, el número de mujeres necesarios a controlar para salvar una vida, y los porcentajes de sobrevida con y sin mamografía . También estimaron el promedio de beneficio de una única mamografía. Su concepto moderno de salvar vidas en proporción es también relevante a análisis económicos de screening.

Información sobre el cáncer de mama y la mamografía

Una Mamografía es la mejor manera de detectar el cáncer de mama en su etapa más temprana y tratable, en un promedio de 1 a 3 años antes que una mujer pueda sentir el bultito. Las mamografías también detectan los tumores cancerosos que son demasiado pequeños como para detectarse durante un examen o palpación hecha por el médico.

Las mujeres con lesiones precancerosas de pronóstico favorable sobrevaloran su riesgo de cáncer de mama

 Las mujeres con carcinoma ductal in situ (CDIS), lesión precancerosa de pronóstico favorable, sobrevaloran su riesgo de padecer un cáncer de mama invasivo, según sugiere un estudio del Instituto del Cáncer Dana-Farber en Boston (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista Journal of the National Cancer Institute.

Los resultados del estudio mostraron que muchas mujeres diagnosticadas con carcinoma ductal in situ (CDIS) tienen una percepción equívoca de su riesgo de cáncer de mama. El CDSI es una lesión precancerosa no invasiva en la que células anormales se encuentran en el interior de los conductos mamarios. Las mujeres con esta afección suelen tener una progresión favorable, con tasas de recurrencia bajas y sólo un uno por ciento de las pacientes muere por un cáncer de mama. Sin embargo, los estudios sugieren que las pacientes de CDSI valoran en exceso sus riesgos de recurrencia y desarrollo de un cáncer de mama invasivo.

Los investigadores analizaron la estimación de los riesgos de cáncer de mama entre las mujeres recién diagnosticadas con CDSI y cómo estas percepciones de riesgo se asociaban con la ansiedad y la depresión. Los científicos entrevistaron a cerca de 500 pacientes sobre su calidad de vida, incluyendo depresión y ansiedad, y su percepción del riesgo de recurrencia del cáncer de mama invasivo. Las entrevistas se realizaron en el momento de incorporación al estudio y de nuevo a los nueve y 18 meses.

Cáncer de mama en África, el gran olvidado

El cáncer no es un problema de los países ricos. Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) el 70% de las muertes por cáncer se producen en países con ingresos medios o bajos, donde los recursos disponibles para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad son limitados o inexistentes. Sin embargo, cuando se habla de los problemas de Salud del mundo en desarrollo, el cáncer es el gran olvidado, a pesar de que cobrarse más vidas que el VIH, la malaria y la tuberculosis juntas.

La mitad de los cánceres de mama de origen genético son herencia paterna

La mitad de los casos de cáncer de mama de origen genético son heredados del padre, no de la madre, según un estudio realizado por el doctor Jeffrey Weitzel, del Centro contra el Cáncer City of Hope, en Duarte (California).

El estudio, publicado en el Journal of the American Medical Association el pasado miércoles, revisó los resultados de los análisis genéticos realizados a 306 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama de menos de 50 años y sin antecedentes familiares de cáncer de mama u ovario.

Las isoflavonas de la soja podrían reducir el riesgo de cáncer de mama en las mujeres postmenopáusicas

Los estrógenos naturales que se encuentran en la soja, llamados isoflavonas, podrían disminuir el riesgo de cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas, según sugiere un estudio de la Universidad de Wake Forest (Estados Unidos) realizado en monos. Las conclusiones de la investigación, que se publican en la revista Cancer Research, señalan que las mujeres con altos niveles de estrógenos podrían conseguir un efecto beneficioso si consumiesen mayores niveles de isoflavonas.